Coche Clavileño

0

Un auto guía llamado Clavileño dirigió el recorrido, enviando 10 mensajes por segundo durante su trayectoria, admitiendo a Platero conocer su posición con un margen de error de 50 centímetros.

A través de un sistema de visión artificial, el choche autónomo logra reconocer la calzada y los inconvenientes que logren aparecer en ella. El sistema de conducción automática admite al coche simular el comportamiento de un conductor humano y tomar sus propias decisiones en función del estado del tráfico y la vía.

Un conductor viajó dentro del vehículo por motivos de seguridad y su camino fue escoltado por agentes de la Guardia Civil.

Share.

Leave A Reply